Mi hermano salio de casa a hacer footing y corre que te corre se plantó en Bruselas. No por nada, eh, porque le apetecía correr.
Mama siempre decía que la vida es como una caja de bombones, nunca sabes cual te va a tocar.—Llama la atención que Pepito  Puigdemont habla con el tono y la cadencia de un Forrest Gump del Ampurdán—

Artur Mas, que es señor muuy bueno, hizo a Carles, President y le regaló un bastón y le dió una hoja de ruta. Y él a correr.
A mi hermano siempre le ha gustado correr sin rumbo, porque sí. A Carles no le necesita saber adónde va, ni con quién. Le vale cualquiera. Si no, ¿de qué se va con Junqueras?

Luego le iban cambiando la hoja de ruta, y mi hermano a correr para otro lado … Tenía que ir a la República, pero se perdió y se ha ido a una monarquía. ¡Con tanto cambio! Pero en cuando acabe de pensar ¡vuelve!.

P: Recientemente el Molt Honorable President de Tabarnia, dijo que su hermano tenia el encéfalograma, no plano, sino con pequeñas montañitas… Se enfadó?
— ¡No, no que va! Mi hermano no se enfada por esas cosas. No creo que las entienda. Yo casi que tampoco y soy el listo.

P: ¿Dicen que su hermano no se lleva bien con Junqueras pero lleva el lacito amarillo?
— Sí, se lo pusieron y él no ha sabido deshacer el nudo. Dice que es complicado y pincha. Es por eso se lo tapa con la bufanda amarilla esa que le ha regalado la Marta Rovira. Está harto de política.

P: ¿Pero ahora dice que es prefiere ser President que Presidiario?
El lo que querria es ser pescador de gambas en Palamós. ¿Vd sabe de cuantas maneras se pueden cocinar las gambas?

—¡NO! No me queda espacio…